Salida de diciembre de la sección de aguas abiertas del Club Tierra Trágame.

Estamos en diciembre y no hemos hecho más que empezar a coquetear con el frío. Porque este grupo no para, sencillamente, no tenemos porqué. Obviamente el frío nos afecta, y tenemos que adaptarnos a esta situación, pero creemos en los numerosos beneficios que nadar en el agua fría, nos aporta.

Y pondré en primer lugar , la risa. Pensaréis que es una cosa muy rara esto que os he dicho, pero está claro, que nadar en agua por debajo de 10 a 12 grados, nos invita al humor.

Aunque cueste creerlo, a los pocos minutos de entrar al agua, y otra pizca de minutos más para que nuestras mejillas se acostumbren un poco a la “nueva sensación”, experimentamos sensaciones muy placenteras. Nos sentimos libres avanzando por el cañón de Picadas, inmersos, y nunca mejor dicho, en los apacibles colores del otoño. La salida, os diré que no es para tanto .Hace falta un buen gorro ,calcetines,…ser rápidos quitándonos la piel de pez y vistiéndonos con prendas “cubrehumanas”.

Está claro que nadar da hambre, y nadar con frío, es hambre por dos .Pues eso!!!!. Comentar lo nadado y vivido en torno a un caldo, un vino, una infusión….y pedir unas raciones, o prepararnos nosotros mismos una paella….forman parte de los placeres de la vida, a los que esta sección no piensa renunciar.

A pesar de nadar con 10 grados, casi 1000 metros en unos 30 minutos, ninguno tenemos neumonía, ni nos hemos sentido enfermos, ni por eso somos “carne de cañón para los virus de moda”. Al contrario.

Os invitamos a comprobarlo.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad