Raúl Regaño

Cronica Sección aguas abiertas 11 de mayo 2024

13 mayo 2024

Nuestra responsable de la sección Pilar lanza la convocatoria de “Salida de Aguas Abiertas” el 4 de mayo en el embalse de Bolarque, tiempo suficiente para que el grupo de WhatsApp se anime con los mensajes habituales: ¿Hará frio?, ¿Qué me llevo?, uff, estoy fatal, no se si llego, salgo de una lesión, cuídate, ¿Quién viene?, …Y mas preguntas, consejos, deseos, ánimos etc e incluso algún comentario digamos transversal, que poco tienen que ver.
El grupo está animado, el tiempo se prevé bueno como corresponde al inicio de Mayo, ya podemos retirar algunos neoprenos de manos, pies y cabeza, cada uno a voluntad. Se abre la lista, Oscar y Pilar la encabezan (como no podía ser de otra forma). ¡Pronto se alcanzan los 10 asistentes, paridad absoluta! Pedimos el premio del club a la mejor implantación de la política de igualdad en una sección.
Sirenas y sirenos preparados. 10:30 hora Zulú. Lugar Club Náutico de Bolarque, las comunicaciones ahora se orientan hacia: mandad ubicación, llego un poco tarde, alguien me puede llevar…Una vez allí, silencio-radio, no hay cobertura y no la vamos a echar de menos.
A eso de las 11:00 comenzamos a meternos en los neoprenos. 11:30 al agua, temperatura unos 21º aunque eso depende del Garmin de cada uno. ¡Estoy pensando en pillarme el de Charo que es super amable con todos los datos!
El Objetivo es llegar a la Ermita de Nuestra señora de los Desamparados por el brazo de agua de la derecha, 2,5 Km ida y otros tantos de vuelta. Las miradas se cruzan pues es una distancia que algunos enfrentan por primera vez. Relajamos el ambiente,  no hay pérdida, cada uno es libre de darse la vuelta y sumar los km que quiera. Tras un calentamiento de unos 500m y parada para sacar alguna foto que ilustrará esta crónica tiramos hacia la ermita. Se van haciendo grupos en función del ritmo, los primeros en llegar esperan. Nadie se ha dado la vuelta, paridad de valientes y 100% de efectividad.
El día acompaña, el sitio es una pasada, durante todo el trayecto, vas viendo las paredes a derecha e izquierda, el agua limpia, el sol calienta el cuerpo y el agua lo va refrigerando. Es probablemente el mejor sitio de aguas abiertas cerca de Madrid en el que hayamos nadado.
Vuelta y 2500m más por delante para completar. El ritmo vuelve a hacer la agrupación y todos van llegando al pantalán de salida.
La barrera de los 5000 ya ha caído para todos los que allí estuvieron. Vamos buscando la siguiente.
Despojados de los neoprenos y con el aporte de cada uno al aperitivo vamos comentando la travesía. Ricardo nos hace pasar un buen rato, siempre tiene un comentario gracioso.
Los coches van saliendo a medida que cada uno alcanza el tiempo límite que familia, amigos, perro o gato le ha marcado para el regreso. Allí arriba, cuando sales del valle vuelve la cobertura y los Whatsapps que se han estado acumulando en el ciberespacio nos devuelven al mundo del que veníamos y al que volvemos con 5000m más en las branquias y una sonrisa de satisfacción que nos va a durar hasta la próxima travesía.

 

0 comentarios