Domingo 14 de marzo; día de rocas, cuevas, pasadizos, innumerables trepadas y diversión, muchas risas, esfuerzos y grandes retos superados por todos!

La pedriza amaneció plagada de coches desde las 7 de la mañana, y ya a las 8 estaba la barrera cerrada y los aparcamientos llenos. Pudimos llegar casi todos, porque Rita se quedó fuera. Pero espero que se apunte a la repetición de esta salida.

Tuvimos muy buen tiempo, por supuesto, ya que nos preocupamos de encargarlo con bastante anticipación.

Y salimos a aventurarnos en el barullo de pasadizos que conforman El Laberinto de La Pedriza, que decidimos iniciarlo pasando antes por El Hueso. Desde aquí, el acceso a Cancho Amarillo y la puerta al Laberinto nos la encontramos en unos quince minutos. ¡¡¡Y desde aquí empezó la diversión!!! No nos echó para atrás ninguno de los huecos o pasos complicados que nos fuimos encontrando, y todo el grupo se atrevió con cuanto encontrábamos. Nos hartamos de sacarnos videos y fotos, de reírnos de nosotros mismos, de arrastrarnos, de aprender a afrontar diferentes trepadas ganando confianza en la técnica y el gesto para conseguirlo… y salimos de El Laberinto por su final en la parte superior, ganándonos el carnet de Pedriceros y Pedriceras!!!

Y bajada por el PR hacia El Collado de La Dehesilla, para desde ahí continuar hacia la cara norte de La Maza y afrontar la siguiente prueba. En la bajada nuestra compañera y amiga Charo tuvo un percance de unos 4 puntos. Pusimos en marcha los protocolos de primeros auxilios y abandonó el resto de la ruta. Charo! Te esperamos en la próxima salida.

Y siguiente reto: trepada por una chimenea para alcanzar la zona de El Predicador. Aunque teníamos la alternativa de pasar a través del Portillo del mismo nombre, nadie se quiso perder esta subida, estrecha estrecha, y de nuevo nos brindó la ocasión de aprender más cosas y de divertirnos mucho.

Qué contentos de tener nuestro parque de atracciones tan cerca, tan grande, y con tantas posibilidades! Seguiremos creando nuevas rutas, retos, ratos felices en él.