El domingo 12 de junio las secciones Infantil y PGT, en pequeño grupo, se animaron con la ruta propuesta de 7 Km, las alertas por ola de calor todavía no llegaban a Cercedilla, así que provistos con pulverizadores de agua, agradeciendo a los árboles sus agradables y fresquitas sombras, comenzó la ruta en suave ascenso. El río Pradillo llevaba poca agua, fue fácil sortearlo, aún así, alguien metió los pies : “un resbalón” jajajajaja.

Ascenso hasta el mirador de collado Albo, donde las vistas de Las Machotas, Peñota, Abantos, Bola, Peña del Águila, Maliciosa, permitió admirar la inmensidad de la sierra madrileña en todo su esplendor, que junto a las nubes, dibujaba un paisaje espectacular.

Ya de bajada, las rosas silvestres perfumaban el aire limpio, las hormigas y lagartijas corrían junto a los pasos de los “peketierras”, iban con cuidado, no las iban a pisar. El sombreado sendero acabó en las vía abandonadas del tren, buen momento para bajar junto a ellas, junto a toda la vegetación, que desprendía una fresca fragancia con las “cuatro gotas” que descargaron las nubes. Finalizada la ruta, unas sombras ayudaron a recuperar fuerzas con un delicioso bocadillo y agua fresquita.