A última hora del sábado debido a una alerta amarilla por viento tuvimos que, lamentablemente, cancelar la salida por seguridad dadas las previsiones tan malas.

En cualquier caso, es domingo y toca salir a gastar zapatilla. Nos juntamos, como no podía ser de otra manera, en el mayor parque de la ciudad, con casi 1750 hectáreas de superficie. La Casa de Campo de Madrid.

Acudimos a la convocatoria, frente a la puerta del Zoo Acuarium, seis tierras y dos “peludos”. Dimos la bienvenida a Rocío y Diego, dos súper fichajes para este año y, con la puntualidad que nos caracteriza, arrancamos junto al grupo de Deportes Madrid que tenía convocada otra salida. Nos dirigimos en dirección al lago para posteriormente juntarnos a la Tapia y bordear la totalidad del parque. En este punto nos quedamos solo los Tierras y Alberto y Jesús marcaron un ritmo bueno y accesible desde el principio. Entre las risas por las anécdotas de Medea y los saludos a los conocidos que nos íbamos encontrando por el camino se nos pasó el tiempo volando. Hicimos finalmente unos 20 kilómetros siguiendo el recorrido conocido como “la tapia”.

Al terminar pese al buen día que tuvimos, en el fondo de nuestros corazones, pensamos… ¡seguro que no soplaba tanto!… nos quedamos con ganas de nieve para el próximo domingo.