Con un frio invernal, varios corredores se han dado cita en Cercedilla para afrontar un entrenamiento por algunas de las cumbres más conocidas de la Sierra de Guadarrama.

Escoltados desde los primeros metros por Bartolo y Clarito, dos perros que les alegraron la salida, se dirigieron hacia la primera cumbre por encima de los 2.000 m., la Peña del Águila. Desde allí bajada al Collado de Marichiva para buscar el entretenido sendero que les llevaría hasta el Collado de la Tirobarra. Una vez allí y al ver las buenas sensaciones, los corredores del Tierra se animaron para coronar Montón de Trigo y el Cerro Minguete.

Una vez allí, ya todo era terreno favorable para llegar de nuevo hasta Cercedilla.