El pasado fin de semana varios corredores del equipo de competición de carreras por montaña se dieron cita para cubrir un recorrido que con poco más de 40 kms, sumaría más de 3.000 merros positivos de desnivel.

Con salida desde la Matalpino, ascendieron hasta La Maliciosa para sumar los primeros kilómetros. Desde allí, y tras pasar por la Bola de Mundo tomaron dirección a la siguiente cima del día, Peñalara. Una vez allí, y entre bloques, descendieron hasta el chozo para luego retomar la senda de Citores que les llevaría a Cotos. La siguiente ascensión les llevó hasta cabezas, por lo que enfilaron el tubo hasta coronarlas. Allí tocó buscar senderos pocos transitados y tapados por la vegetación para bajar por la loma de Cabezas en busca del puente de los manchegos, y finalmente, tras coronar el Collado de las vacas descender de nuevo hasta Matalpino.

Un entrenamiento muy técnico que no dejó a ninguno de los Tierras indiferente.