Ocho integrantes del equipo de competición del Tierra Trágame se han reunido a los pies del Monte Abantos para realizar un entrenamiento que ha puesto de manifiesto el buen estado de forma en el que se van encontrando. Hugo, Chema, Paco, Raúl, Jaime y Sekade junto a Rocío y Carmen han sido los corredores que han acudido.

Tras dividirse en dos grupos para ajustarse a las medidas sanitarias, los corredores han comenzado a correr atravesando el Bosque de La Herrería. El Monasterio de El Escorial ha sido testigo de los primeros compases de los tierras, que poco a poco se han ido adentrando en el Monte Abantos para coronarlo en apenas una hora. Desde allí se han dirigido hacia Robledondo y luego hasta el Alto de la Cruz Verde. Allí, de nuevo el terreno se ha tornado cuesta arriba y  más técnico hasta que los Tierras han coronado, primero la Machota Baja y posteriormente la Machota Alta. Foto de rigor y ya en busca de la Silla de Felipe II antes de llegar de nuevo al punto de salida.

Finalmente los corredores han finalizado los poco más de 27 kilómetros de la ruta con 1.400 m. de desnivel positivo. Muy buen entrenamiento y mejor compañía.