Jose Ignacio Fernandez

Cuerda de La Pinilla y Pico del Lobo

26 marzo 2024

Espectacular salida el pasado sábado en la que abandonábamos nuestro territorio habitual por la sierra de Guadarrama y nos trasladábamos hasta la provincia de Segovia para recorrer la cuerda de La Pinilla por una ruta que nos iba a llevar por varios de los puntos más emblemáticos de esta zona de la provincia.

Así, a las 8:30 de la mañana nos encontrábamos en el aparcamiento de la estación de esquí de La Pinilla el grupo de quince audaces que iban a afrontar el reto que habíamos planteado.

Y la cosa se ponía calentita desde el primer momento. El fresquito de primera hora de la mañana se nos pasaba en cuanto afrontábamos la subida a la cuerda por la pista de esquí, afortunadamente libre de nieve. Durísima ascensión que salvaba 700 metros de desnivel en tan sólo 3 kilómetros y que nos llevaba al Mirador de las Mesas, donde arrancaba nuestro recorrido por la cuerda de La Pinilla.

Enseguida bordeábamos los 2195 metros del alto del Cervunal y continuábamos en ligero descenso hacia los Picachos (2114 metros) y el Reajo del Puerto (1937 metros) para alcanzar la base del Pico 3 Provincias. Otra dura subida para alcanzar la cima con sus 2126 metros.

Desde ahí, un poco de descanso, reagrupamiento y vuelta por el mismo camino, que en esta ocasión tocaba en ligero pero prácticamente constante ascenso de vuelta hasta el Cervunal. Desde ahí, bordeando el Mirador de las Mesas y el alto del mismo nombre (2257 metros) alcanzábamos la cima del Pico del Lobo, máxima dificultad de la jornada con sus 2274 metros.

Desde ahí, un fuerte descenso de casi cuatro kilómetros en el que no faltó la nieve, el agua y el barro hasta alcanzar de vuelta el aparcamiento de la estación de La Pinilla.

Finalizaba así la ruta del día, muy montañera, que nos llevó en los 23 kilómetros en su casi totalidad por encima de los 2000 metros de altitud, lo que añadió dificultad a lo exigente de la ruta.

Afortunadamente, el día acompañó con una temperatura que en algunos momentos se antojó casi excesiva para lo esperado.

Una vez todos reunidos, primer turno del post entreno, disfrutando del jamón de Cebreros y de los refrescos que tuvo a bien proveer Abel. Gracias sean dadas.

De todos modos y como nos había sabido a poco, decidimos trasladarnos al cercano pueblo de Cerezo de Arriba, donde continuamos con el post entreno disfrutando de una magnífica tarde de sol y donde daríamos por finalizada otra estupenda jornada de risas y montaña.

Gracias a todos por participar y disfrutar del día, especialmente a Oscar, que hacía su debut con la sección.

Al resto… ya sabéis.

0 comentarios