Con los últimos rayos abrasadores del Sol un nutrido grupo de Tierras se juntaron el viernes en El Boalo al amparo de Alberto, José Ignacio y Raúl, con el ánimo de poder salir a correr bajo la luz de luna y así recibir el verano.
Los dos grupos partieron a la vez entre risas y bromas a medida que se adentraban en los senderos de La Pedriza anterior. La primera subida llevó a ambos grupos a los pies de una caseta de vigilancia que les permitió disfrutar de una ansiada brisa y tranquilidad.
Desde aquí, cada grupo siguió su ritmo. En busca de la veintena de kilómetros, el primer grupo se alejó en busca de Canto Cochino para luego subir hasta el Collado Cabrón antes de regresar al Bolao. El segundo grupo decidió alargar el recorrido inicial previsto y acabaron corriendo 16 kms.
Gran noche de Tierras llena de conversaciones risas y buenos momentos de las que gusta compartir.