Dieciséis Tierras nos dimos cita el pasado domingo para recorrer el mítico Trail de los Molinos. Decidimos hacer una adaptación del recorrido por lo que finalmente nos quedó una parte muy reducida de dicha prueba. De hecho, si en futuras ediciones quieres hacerla, no te preocupes porque no tiene nada que ver con lo que nosotros hicimos finalmente……😊

Acudieron a la cita, (por orden alfabético y no de llegada) Alberto, Antonio, Carlos, Daniel, David, Ernesto, Fernando, Jardiel, Juan, Jose Angel, Jose, Rocío, Rubén y Victor.  Como responsables de grupo Hugo y un servidor.

Teníamos en mente dos recorridos uno más corto de 22 km, (idea que surge de una salida anterior con Sekade y Carlita…. ¡aunque esto es otra historia!) y, otro; un poco más largo, de 28 kilómetros.

Para la formación de grupos concluimos que lo mejor era hacer “una selección natural”. Arrancamos a ritmo tranquilo hacia la Peñota sin prisa, pero sin pausa. Poco a poco los grupos se fueron formando…  Los que nos quedamos rezagados, estuvimos vigilando que nadie se llevara ninguna piedra para casa, por lo que fuimos supervisando el recorrido a un ritmo tranquilo.

Tras pasar cerro Mostajo, bajamos rápidamente hacia la pista forestal de la Calle Alta, la parte más dura según algunos de los participantes dado lo monótono del recorrido. Ascendimos rápidamente al collado de Marichiva dónde se separaron los grupos. Unos hacia la ampliación y otros de camino de vuelta por Peña del Águila. Jardiel, se había torcido un tobillo por lo que, con molestias, se tuvo que resignar en esta ocasión e ir por la corta. Parece que un pequeño esguince, nada que pare a este ¡incansable trotamontes!

Bajando Peña del Águila nos adelantaron, al grupo más rezagado, Hugo, José y Antonio que venían disparados hacia la meta con una sonrisa de oreja a oreja.

Ayer podríamos decir que fue una salida normal, pero no lo fue. Salí orgulloso y feliz. ¡Sacando pecho! Con un sentimiento de gratitud infinito hacia todos vosotros. ¡Qué afortunado soy de haberos conocido! ¡Qué suerte ser un Tierra!